16 ago. 2008

Una querida amiga me envió esta hermosa reflexión para compartir:


LAS DOS CAJAS

Soñé que tenía dos cajas en mis manos que Dios me había dado, una era negra y la otra dorada. Me dijo:'Pon tus penas en la caja negra, y tus alegrías en la dorada'. Hice lo que me había dicho y guardaba en cada caja según Dios me lo había indicado. Noté que la caja dorada se hacía cada vez más pesada y la negra seguía tan ligera como antes.
Con curiosidad abrí la caja negra para averiguar el por qué, y me dí cuenta que tenía un gran agujero en el fondo, por lo que todas mis penas se habían ido. Se lo mostré entonces a Dios y le pregunté dónde estaban mis penas. El sonrió y me dijo: 'Hijo mío, yo las tengo'.
Le pregunté entonces: 'Señor, ¿Entonces, por qué mediste dos cajas? ¿Por qué la dorada y por qué la negra con el agujero?'. El Señor me respondió: 'Hijo mío, la dorada es para que cuentes todas las bendiciones que te doy, y la negra es para que dejes ir tus problemas y penas y no los cargues siempre'.

Recuerda que nunca estás solo, cuando tenemos problemas siempre nos acongojamos, ya que no sabemos que hacer, no sabemos que Dios existe y nos quiere ayudar a cada instante, de que tiene miles de bendiciones para cada uno de nosotros, y menos sabemos de que podemos contar con EL, como un verdadero amigo, entréguenle sus problemas a Dios, levanten sus manos aunque tengan mil problemas, sólo Dios es tu refugio, tu consuelo y por sobre todo el es nuestro más fiel amigo.
.

1 comentario:

pame dijo...

esta reflexion es demaciado linda...
Aqui se deja ver, como Dios Padre Todopoderoso es tan fiel ante sus verdaderos hijos, y como en el todo lo podemos...

Dios es MARAVILLOSOOOOOOOOOOOOOO