14 oct. 2010

FELICIDAD EN ATACAMA POR LOS 33















Todo Chile se desbordó de alegría y emoción, al ver emerger de las entrañas de la tierra al primero de los mineros, atrapados a 700 metros bajo tierra en la Mina San José, Florencio Avalos, lloramos de emoción al ver a su pequeño que lloraba al ver a su padre, como nos emocionamos al ver el niñito boliviano, que animaba al minero boliviano Carlos Mamani, "dále Carlitos", "fuerza mineros", para luego terminar llorando muy emocionado, cada salida provocó en nuestros corazones una emoción tan intensa, todos llorando de alegría, periodistas, comunicadores, familiares.
Así fue con cada uno de ellos hasta llegar al número 33, el jefe de turno don Luis Urzúa, en Copiapó en la cercanías del hospital de Copiapó donde estaban los mineros para sus respectivos chequeos médicos.

Como dijo uno de los mineros no eramos 33, sino treinta y cuatro porque Dios estuvo con nosotros, es verdad esto es un verdadero milagro, quien señale lo contrario es un arrogante y soberbio, porque desde que supimos de la tragedia no cesamos de rogar a Dios por ellos, que los cuidara, que los protegiera y permitiera su rescate sanos y salvos, así fue, así lo presenciamos miles a través de todo el mundo, muchos medios lo titularon así en sus noticieros, en los periódicos, en las autoridades, en las familias, aún los niños. Veía un niñito que lo entrevistaban el día que se supo que estaban vivos, y señaló Dios lo permitió porque Dios es fuerte, es grande.
GRACIAS A DIOS.

1 comentario:

Soledad Pérez dijo...

Un saludo desde Vicuña 4ta región, me hice tu seguidora y vengo desde MADE IN CHILE, cuando vuelvas por aquí te invito a visitarme en http://crochetytesoros.blogspot.com
Cariños y espero que estes bien